agosto 2015

Cuando se altera el proceso de crecimiento y desarrollo de la cara (maxilofacial o craneofacial) o la implantación dentaria no es la esperada, estamos ante una maloclusión. A los 4 años el esqueleto craneofacial del niño alcanza el 60% del tamaño del adulto, a los 12 años ya ocurrió el 90% del crecimiento facial. Esperar que el 90% de las deformidades se establezcan, para después iniciar un tratamiento ortodóncico, no está de acuerdo con las recomendaciones para la prevención del...